You are not logged in.
31 July 2014 | Devarim

Las Doce Tribus en Símbolo y Bendición / Vol 8 No 7

Todo estudiante de la Biblia ha escuchado la historia de Jacob y sus cuatro esposas. Jacob trabajó siete años para Raquel solamente para ser engañado y terminar estando casado con su hermana Leah. Desde este principio, Jacob ya estuvo casado con Leah y su nodriza Zilpah, con Raquel y la nodriza de ella, Bilhah. De estas madres, nacieron doce hijos y una hija. La historia básica nos es contada en Génesis. Cuando José fue vendido a esclavitud por sus hermanos, Dios usó a José para preservar a la familia de Jacob por medio de elevarlo al nivel de virrey sobre todo Egipto. La familia de Jacob se movió a Egipto y de ahí una nación grande nació. De doce hijos, doce tribus fueron formadas y llegaron a ser la nación de Israel. Y aquí es dónde empieza la diversión. Las doce tribus no se alinean perfectamente con los hijos de Jacob, y realmente no son doce, sino, trece tribus. Jacob bendijo a sus hijos, pero fue Moisés quien bendijo a las tribus. Manteniendo todo esto en orden es un estudio Bíblico como quiera. Mas por medio de ese estudio en particular la historia del Mesías y Su redención sobre salen. ¡O! no olvidemos del futuro de Israel al regresar el Mesías. Las doce tribus llegan a ser los 144,000 sellados hijos de Israel con un ministerio importante inmediatamente antes del regreso del Mesías.

La transformación de los hijos de Jacob en ser tribus y finalmente en siervos sellados es una jornada interesante en La Escritura. De hecho, es un testimonio de la misericordia y gracia de Dios. Como dicen cuando está uno por tomar un viaje voladizo: “Agárrate”, etc… . . Vamos por una jornada Bíblica llena de misterios del Mesías que nos es contada por medio de símbolos y bendiciones.

Leah le dio a Jacob seis hijos y una hija: Rubén, Simeón, Levi, Judah, Isacar, Zabulón y Dinah. Bilhah, la nodriza de Raquel le dio dos hijos: Dan y Naftalí. Zilpah, la nodriza de Leah, le dio Gad y Aser. Raquel finalmente le dio dos hijos: José y Benjamín. La significancia de cada nombre es una historia importante de conflicto entre las dos hermanas, Leah y Raquel, rivalizando por las afecciones de Jacob.

Vamos rápidamente a revisar cómo los hijos fueron nombrados.

Leah y Raquel estuvieron en un conflicto. Las dos amaron a Jacob, pero el corazón de Jacob fue entregado a Raquel. Sin embargo, fue Leah quien empezó a darle hijos a Jacob, mientras Raquel quedaba estéril.

Primero, Leah dio a luz a Rubén, ¡Mira, un hijo!

Y vio Jehová que Lea era menospreciada, y le dio hijos; pero Raquel era estéril. Y concibió Lea, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Rubén, porque dijo: Ha mirada Jehová mi aflicción; ahora, por tanto, me amará mi marido.
Génesis 29:31-32

Leah dio a luz a Simeón, “odiado.”

Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Por cuanto oyó Jehová que yo era menospreciada, me ha dado también éste. Y llamó su nombre Simeón.
Génesis 29:33

Leah dio a luz a Levi, “amado.”

Y concibió otra vez, y dio a luz un hijo y dijo: Ahora esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he dado a luz tres hijos por tanto, llamó su nombre Leví.
Génesis 29:34

Entonces Leah dio a luz a Judah “alabanza.”

Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Esta vez alabaré a Jehová; por esto llamó su nombre Judá; y dejó de dar a luz.
Génesis 29:35

Entonces Leah dejó de tener hijos. Raquel tuvo que hacer algo. Ella desesperadamente queria darle hijos a Jacob. Así que Raquel le dio su nodriza a Jacob para engendrar hijos a favor de ella misma, Dan “vindicada ” y Naftali “prevalecido.”

Viendo Raquel que no daba hijos a Jacob, tuvo envidia de su hermana, y decía a Jacob: Dame hijos, o si no, me muero. Y Jacob se enojó contra Raquel, y dijo: ¿Soy yo acaso Dios, que te impidió el fruto de tu vientre? Y ella dijo: He aquí mi sierva Bilhah; llégate a ella, y dará a luz sobre mis rodillas, y yo también tendré hijos de ella. Así le dio a Bilhah su sierva por mujer; y Jacob se llegó a ella. Y concibió Bilhah, y dio a luz un hijo a Jacob. Dijo entonces Raquel: Me juzgó Dios, y también oyó mi voz, y me dio un hijo. Por tanto llamó su nombre Dan. Concibió otra vez Bilhah la sierva de Raquel, y dio a luz un segundo hijo a Jacob. Y dijo Raquel: Con luchas de Dios he contendido con mi hermana, y he vencido. Y llamó su nombre Neftalí.
Génesis 30:1-8

Leah no iba a esperar en vano dejando a Raquel emparejarse, así que dio su nodriza Zilpah a Jacob para seguir teniendo hijos; Gad “afortunada” y “feliz.”

Viendo, pues, Lea, que había dejado de dar a luz, tomó a Zilpah su sierva, y la dio a Jacob por mujer, Y Zilpah sierva de Lea dio a luz un hijo a Jacob. Y dijo Lea: vino la ventura; y llamó su nombre Gad. Luego Zilpah la sierva de Lea dio a luz otro hijo a Jacob. Y dijo Lea: Para dicha mía; porque las mujeres me dirán dichosa; y llamó su nombre Aser.
Génesis 30:9-13

Entonces Leah de nuevo dio a luz a dos hijos más, Isacar “recompensa ” y Zabulón “morada.”

Fue Rubén en tiempo de la siega de los trigos, y halló mandrágoras en el campo, y las trajo a Lea su madre; y dijo Raquel a Lea: Te ruego que me des de las mandrágoras de tu hijo. Y ella respondió: ¿Es poco que hayas tomado mi marido, sino que también te has de llevar las mandrágoras de mi hijo? Y dijo Raquel: Pues dormirá contigo esta noche por las mandrágoras de tu hijo. Cuando, pues, Jacob volvió del campo a la tarde, salió Lea a él, y le dijo: Llégate a mi, porque a la verdad te he alquilado por las mandrágoras de mi hijo. Y durmió con ella aquella noche. Y oyó Dios a Lea; y concibió, y dio a luz el quinto hijo a Jacob. Y dijo Lea; Dios me ha dado mi recompensa, por cuanto di mi sierva a mi marido; por eso llamó su nombre Isacar. Después concibió Lea otra vez, y dio a luz el sexto hijo a Jacob. Y dijo Lea: Dios me ha dado una buena dote; ahora morará conmigo mi marido porque le he dado a luz seis hijos; y llamó su nombre Zabulón.
Génesis 30:14-20

Finalmente, Leah dio a luz una hija y le llamó Dinah “justicia.”

Después dio a luz una hija, y llamó su nombre Dina.
Génesis 30:21

Ésta fue la única hija nacida a Jacob y ella simboliza la femenina/novia elemento de la historia. No hay mucho contado de ella hasta que llegamos a la historia controversial de su noviazgo y boda. En su papel de novia vemos el plan de Dios.

Raquel finalmente concibe a José, “agregado a mi.”

Y se acordó Dios de Raquel, y la oyó Dios, y le concedió hijos. Y concibió, y dio a luz un hijo, y dijo: Dios ha quitado mi afrenta; y llamó su nombre José, diciendo: Añadame Jehová otro hijo.
Génesis 30:22-24

Jacob y sus esposas e hijos regresaron a la tierra prometida. Cercas de Belén, Raquel muere de parto dando luz a su segundo hijo. Ella le llamó el hijo de tristezas, más Jacob le llamó el “hijo de la mano derecha,” Benjamín.

Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín. Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino de Efrata, la cual es Belén.
Génesis 35:18-19

Un cuadro muy misterioso del Mesías nos es dado en el nombramiento de Benjamín. En realidad tiene dos nombres: hijo de tristezas e hijo de la mano derecha. Estos son los dos títulos del Mesías Mismo. El Mesías fue el varón de dolores por nosotros, pero el Hijo de la mano derecha de Su Padre.

La Escritura a estas alturas nos repasa los doce hijos de Jacob.

…Ahora bien, los hijos de Israel fueron doce: los hijos de Lea: Rubén el primogénito de Jacob; Simeón, Levi Judáh, Isacar y Zabulón. Los hijos de Raquel: José y Benjamín. Los hijos de Bilhah, sierva de Raquel: Dan y Neftalí. Y los hijos de Zilpah, sierva de Lea: Gad y Aser. Estos fueron los hijos de Jacob, que le nacieron en Padan-aram.
Génesis 35:22-26

Retrospectivamente, podemos ver que Dios propuso que Jacob se casara con Leah aunque amó profundamente a Raquel. Fue del hijo de Leah, Judah, que el Mesías descendió. Así que, hay un cuadro específicamente profético del Mesías dado a nosotros además en los hijos de Leah.

Los nombres del los siete hijos (el plan de Dios) de Leah cuenta la gran historia Mesiánica. Al referirnos al significado de sus nombres, el patrón es revelado.

El Mesías será el HIJO de Dios (Rubén). Él será ODIADO (Simeón) por algunos y AMADO (Levi) por otros. Él sera la PAGA (Isacar) por pecado para que podamos HABITAR (Zabulón) con Él cuando seamos Su NOVIA/ESPOSA (Dinah).

Dios en seguida nos dio otro tema mesiánico en la vida de José. El viaje de José a Egipto, su elevación al poder y la reconciliación resultante entre él y sus hermanos en Egipto es un pedazo clásico de profecía mesiánica. José fue el hijo rehusado quien llegó a ser el “Pan-adero de Vida” Yeshua fue rehusado por Sus hermanos y fue el “Verdadero Pan del Cielo.”

Jacob y sus hijos se asentaron en Egipto bajo el cuidado de José y la primera de las bendiciones y símbolos empezaron a emerger. Aquí las historia se desvía de la ruta. Los hijos de José, Efraín y Manases, fueron elevados a la posición de ser hijos de Jacob. Los hijos de Jacob ya son trece en número.

Y ahora tus dos hijos Efraín y Manases, que te nacieron en la tierra de Egipto, antes que viniese a ti a la tierra de Egipto, míos son; como Rubén y Simeón, serán míos. Y los que después de ellos has engendrado, serán tuyos; por el nombre de sus hermanos serán llamados en sus heredades.
Génesis 48:5-6

La primera bendición de Jacob fue puesta sobre Efraín (el menor ante Manasés el mayor). Esto sigue [el patrón] de generaciones previas de Isaac ante Ismael y Jacob ante Esaú. Jacob después bendice a todos sus hijos con bendiciones únicas y especificas. Es de estas bendiciones que algo del simbolismo de las doce tribus empieza [a verse].

Las Bendiciones de Jacob sobre sus hijos.
Las bendiciones de Jacob llevaron un tono profético y utilizaron cuadros de palabras (símbolo) para ilustrarlo. Él formuló cada bendición apropiadamente para cada hijo. En unos casos ningún símbolo es reconocido; entonces, aparece en la bendición de Moisés sobre la tribu.

Y llamó Jacob a sus hijos, y dijo: Juntaos, y os declararé lo que os ha de acontecer en los días venideros.
Génesis 49:1
Todos éstos fueron las doce tribus de Israel, y esto fue lo que su padre les dijo, al bendecirlos: a cada uno por su bendición los bendijo.
Génesis 49:28

Rubén

Rubén, tú eres mi primogénito, mi fortaleza, y el principio de mi vigor; Principal en dignidad, principal en poder. Impetuoso como las aguas, no serás el principal. Por cuanto subiste al lecho de tu padre; Entonces te envileciste, subiendo a mi estrado.
Génesis 49:3-4

La bendición de Rubén viene sirviéndole más como una explicación [y a nosotros también] del porque NO [mayúsculos míos] está él en posición de liderazgo. Por todos los siglos, aun los sabios han comentado que ni siquiera un profeta ha salido de Rubén. Así que, hasta aquí no se ve un símbolo de la tribu.

Simeón y Leví

Simeón y Levi son hermanos; Armas de iniquidad sus armas. En su consejo no entre mi alma, Ni mi espíritu se junte en su compañía. Porque en su furor mataron hombres, Y en su temeridad desjarretaron toros. Maldito su furor, que fue fiero; Y su ira, que fue dura. Yo los apartaré en Jacob, Y los esparciré en Israel.
Génesis 49:5-7

Simeón y Leví son agrupados a causa de sus tendencias violentas. Jacob indicó que deben ser esparcidos en la tierra de Israel y así les ocurrió. Los Levitas, como sacerdotes, no tendrían herencia de la tierra, sino fueron esparcidos. Simeón de la misma manera fueron esparcidos, predominantemente al desierto de Judea. Aquí también, ningún símbolo de tribu es dado.

Judáh

Judáh, te alabarán tus hermanos; Tu mano en la cerviz de tus enemigos. Los hijos de tu padre se inclinarán a ti. Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mio. Se encorvó, se echó como león, Así como león viejo: ¿quién lo despertará? No será quitado el cetro de Judáh, Ni el legislador en entre sus pies, Hasta que venga Siloh; Y a él se congregarán los pueblos. Atando a la vid su pollino, y a la cepa el hijo de su asna, Lavó en el vino su vestido, Y en la sangre de uvas su manto.
Génesis 49:8-12

El león de Judáh es uno de los símbolos más fuertes y más perdurables para las tribus de Israel. El Mesías salió de esta tribu y el símbolo es igualmente adaptado al Mesías. Hay mucha discusión acerca de lo que quiere decir “hasta que venga Siloh.” Mi punta de vista es muy sencilla en cuanto a este elemento profético, ligándolo con la segunda venida del Mesías. En Siloh los tabernáculos fueron establecidos en la tierra. Veo esta expresión como una referencia al tiempo futuro cuando el Mesías hará tabernáculo con nosotros en la tierra. Las palabras que siguen [después de la mención de] Siloh representan un cuadro del Mesías con nosotros. Todas son descripciones que invocan reverencia y estímulo.

Zabulón

Zabulón en puertos de mar habitará; Será para puerto de naves, Y su límite hasta Sidón.
Génesis 49:13

Nave es el símbolo para Zabulón. Zabulón fue marcado por su buena mano como mercader de negocio (el comercio de naves).

Isacar

Isacar, asno fuerte Que se recuesta entre los apriscos; Y vio que el descanso era bueno, y que la tierra era deleitosa; Y bajó su hombro para llevar, Y sirvió en tributo.
Génesis 49:14, 15

Isacar es en veces simbolizado por el asno llevando una carga, pero el símbolo predominante es
un grupo de tiendas que explicaremos más delante. El asno, se dice, lleva la carga de Torah.

Dan

Dan juzgará a su pueblo, Como una de las tribus de Israel. Será Dan serpiente junto al camino, Víbora junto a la senda, Que muerde los talones del caballo, Y hace caer hacia atrás al jinete.
Génesis 49:16-17

Dan es simbolizado como un serpiente. Generalmente, un serpiente no es visto como un símbolo positivo en el mundo occidental. Sin embargo, en la lógica del oriente el serpiente es percibido como sagaz y astuto.

Entre las bendiciones sobre Dan y Gad se encuentra este pensamiento singular.
Tu salvación esperé, oh Jehová.
Génesis 49:18

En Hebreo, el nombre de Yeshua es dado directamente. “Tu Yeshua esperé, oh Jehová.” Los sabios han discutido por algún tiempo si esto es parte de la bendición sobre Dan, parte de [la bendición sobre] Gad o un pensamiento solitario insertado en paréntesis. Tiendo a favor de la última opción. Percibo el pedido de Jacob como una condición preconocida para toda bendición. Una bendición en esta vida mortal desvanece rápidamente sin la redención y salvación de Dios para gozar en ella.

Gad

Gad, ejército lo acometerá; Mas él acometerá al fin.
Génesis 49:19

Gad es simbolizado por una banda de guerreros luchando juntos. Bandidos fueron considerados soldados bien entrenados y disciplinados, aptos en el uso de una variedad de armas incluyendo espada, lanza y flechas.

Aser

El pan de Aser será substancioso, Y él dará deleites al rey.
Génesis 49:20

Aser es simbolizado por flores, pero tomarán nota que han de ser “reales.” Deleites reales son propios para el Rey y el valor del símbolo hace resonar el acorde [musical que corresponde] al Mesías.

Neftalí

Neftalí, cierva suelta, Que pronunciará dichos hermosos.
Génesis 49:21

Neftalí es simbolizado por una cierva o un venado. En la reparada de un venado, éste se levanta sobre sus patas traseras y literalmente brinca para empezar su corrida. Sus patas ágiles y fuertes piernas son tan útiles como su poder de estar en equilibrio. Así que un venado puede lanzarse precipitadamente y correr cuesta arriba saltando por terrenos que otros no pueden viajar. La bendición y el símbolo de Neftalí representaron agilidad y fuerza.

José

Rama fructífera es José, Rama fructífera junto a una fuente, Cuyos vástagos se extienden sobre el muro. Le causaron amargura, Le asaetearon, Y le aborrecieron los arqueros; Mas su arco se mantuvo poderoso, Y los brazos de sus manos se fortalecieron Por las manos de Fuerte de Jacob (Por el nombre del Pastor, la Roca de Israel), Por el Dios de tu padre, el cual te ayudará, Por el Dios Omnipotente, el cual te bendecirá Con bendiciones de los cielos de arriba, Con bendiciones del abismo que está abajo, Con bendiciones de los pechos y del vientre. Las bendiciones de tu padre fueron mayores que las bendiciones de mis progenitores; Hasta el término de los collados eternos Serán sobre la cabeza de José, Y sobre la frente del que fue apartado de entre sus hermanos.
Génesis 49:22-26

José es la figura dominante en el libro de Génesis al compararse con los demás hijos de Jacob. Él es un cuadro profundo del Mesías para nosotros. Fue rechazado, echado en un pozo, vendido, y eso únicamente para ser elevado sobre todos aquellos. La bendición de Jacob [sobre José] nos recuerda que Dios le escogió para proveer por todos ellos. Esta es la definición y tema bíblica de lo que un Mesías es y hace. (Uno que es mandado a favor de otros, paga el precio y provee salvación para todos.) Uno de los símbolos para representar a José es un gran árbol, con acceso a las aguas vivientes de vida, cuyas ramas alcanzan a otros quienes estan atrás de una pared. Este también es otro símbolo del Mesías. Él es la fuente de aguas vivientes (la Roca), las primicias (de entre muchos hermanos) y la Rama (retoñando de la raiz).

Benjamín

Benjamín es lobo arrebatador; A la mañana comerá la presa, Y a la tarde repartirá los despojos.
Génesis49:27

Benjamín es simbolizado por el lobo. El lobo ha llegado también a simbolizar la amenaza de algunos. En este caso, Benjamín es una amenaza a los enemigos de Israel. El Mesías últimamente dividirá el botín de Sus enemigos en Su reino.

Las Doce Tribus en el Desierto
Con la llegada de Moisés (generaciones más tarde) Dios prosperó y aumentó a Israel dramáticamente aun cuando estuvieron esclavizados y oprimidos por los Egipcios. Ellos habían llegado a Egipto como 70 personas, pero salieron como un ejército de más de 600.000 hombres.
Usando aproximaciones sencillas, muchos maestros creen que la nación de Israel (hombres, mujeres e hijos) numeraron más que 3.000.000 cuando salieron de Egipto. A este punto, los doce hijos de Jacob habían fallecido, más ya fueron trece tribus.

El libro de Números (Bemidbar) nos cuenta del censo de la nueva nación de Israel con todo y sus líderes de cada tribu. Otra vuelta en nuestra historia ahora ocurre. Leví, la tribu de Moisés y Aarón, se distinguió mientras en Egipto. Como resultado, Dios escogió a Leví para ser Su posesión y los hijos de Aarón llegaron a ser el sacerdocio de Israel. Así que, las trece tribus de los descendientes de Jacob fueron llamados las doce tribus de Israel, siendo que Leví fue la porción del Señor.

Ahora es cuando el gobierno de Dios (teocracia) empezó a tomar forma en la tierra por primera vez. Las tribus de Israel fueron transformadas en un ejército con cuatro divisiones, cada una siendo compuesta de tres tribus. Así salieron en “forma marcial.” Judah, Isacar y Zabulón sirvieron de fuerza estando a vanguardia. Al flanco derecho [marchaba] Rubén, Simeón y Gad.
Al flanco izquierdo estaba Dan, Aser y Neftalí. La retaguardia y fuerza en reserva fue guiada por Efraín, Manasés y Dan. Cada tribu llevaba una bandera y un símbolo de su fuerza. Aquí una lista de las banderas y estándar con referencia a The Chumas, the Stone Edition, paginas 732 y 733.

La División Vanguardia
Judah fue simbolizado por el León con una bandera azul.
Isacar fue simbolizado por el Sol y la Luna sobre una bandera azul y negra.
Zabulón fue simbolizado por una nave sobre una bandera blanca.

Flanco Derecho
Rubén fue simbolizado por flores sobre una bandera roja.
Simeón fue simbolizado por la ciudad de Siquem sobre una bandera verde.
Gad fue simbolizado por una banda de soldados sobre una bandera gris.

Flanco Izquierdo
Dan fue simbolizado por un serpiente sobre una bandera azul zafiro.
Aser fue simbolizado por un olivo sobre una bandera del color de aceite inflamado.
Neftalí fue simbolizado por un ciervo sobre una bandera rojo bajito.

Retaguardia
Efraín fue simbolizado por un novillo sobre una bandera negra oscura.
Manasés fue simbolizado por un buey desenfrenado sobre una bandera negra oscura.
Benjamín fue simbolizado por un lobo con una bandera multi-colorado.

El Centro junto con el Tabernáculo
Los Levitas fueron simbolizados por el Urim y Tumim en el efod y el pectoral sobre una bandera
blanca/negra/roja. Los Levitas ademas fueron divididos sobre las lineas de las divisiones. Los hijos de Aarón (los cohenitas) se encontraban con Judah. Los coatitas estaban con Rubén. Los Meraritas con Dan. Finalmente, los de Gershon con Efraín.

Al completarse la experiencia de los 40 años en el desierto, Moisés puso una bendición sobre las tribus de Israel. Es de estas bendiciones que el simbolismo final de las tribus de Israel se completa.

Las Bendiciones de Moisés sobre las tribus de Israel.
Mientras Moisés se prepara para entregar el liderazgo de Israel a Josué, pronunció su propia bendición sobre [las tribus], no como si fueran sus propios hijos, sino tribus de una nación. Cada una de ellas fueron individualizadas llevando una oración profética junto con la base de algunos símbolos.

Rubén

Viva Rubén, y no muera; Y no sean pocos sus varones.
Deut. 33:6

Como vimos más antes, Rubén perdió su posición pre-eminente. Así que fue motivo de preocupación para Moisés que no fueran a apocarse como tribu en sí o en número, a más de lo que habían sido apocados, sin un liderazgo fuerte.

Judáh

Y esta bendición profirió para Judá. Dijo así: Oye, oh Jehová, la voz de Judá, Y llévalo a su pueblo; Sus manos le basten y tú seas su ayuda contra sus enemigos.
Deut. 33:7

Moisés sabía que Judáh iba a ser el primero que encararía enemigos futuros, así que le pidió a Dios que le ayudara en la lucha.

Leví

A Leví dijo: Tu Tumim y tu Urim sean para tu varón piadoso, A quien probaste en Masah, Con quien contendiste en las aguas de Meriba, Quien dijo de su padre y de su madre: Nunca los he visto: Y no reconoció a sus hermanos, Ni a sus hijos conoció; Pues ellos guardaron tus palabras, Y cumplieron tu pacto. Ellos enseñarán tus juicios a Jacob, Y tu ley a Israel; Pondrán el incienso delante de ti, Y el holocausto sobre tu altar. Bendice oh Jehová lo que hicieren Y recibe con agrado la obra de sus manos. Hiere los lomos de su enemigos, Y de los que lo aborrecieren, para que nunca se levanten.
Deut. 33:8-11

Leví fue la tribu que se juntó con Moisés en el incidente del becerro de fundición. Los hijos de Leví mataron a los quienes hubiesen sacrificado al becerro de fundición, sin importarse quienes fuesen. Por eso, Moisés pidió que su puesto como sacerdotes les quedaría permanentemente. El símbolo pre-dominante de Leví es el pectoral usado por el Sumo Sacerdote. En este pectoral estaba el efod con el Urim y Tumim (las piedras de luz y determinación).

Benjamín

A Benjamín dijo: El amado de Jehová habitará confiado cerca de él; Lo cubrirá siempre, Y entre sus hombros morará.
Deut. 33:12

Muchos no se dan cuenta que el Monte del templo en Jerusalén está puesto a horcajadas entre las tierras de dos tribus. Mientras la mayoría se encuentra en Judáh, una porción pertenece a Benjamín. Por eso, fue dicho que uno viajaba a Judáh y Jerusalén, mas el Señor estuvo sentado a la orilla, asentado en Benjamín. Les recuerdo otra vez del significado del nombre de Benjamín – el Hijo de la Mano Derecha y ¡Yeshua, se dice, está sentado a la Diestra del Padre!

José (Efraín y Manases)

A José dijo: Bendita de Jehová sea tu tierra, Con lo mejor de los cielos, con el rocío, Y con el abismo que está abajo. Con los más escogidos frutos del sol, Con el rico producto de la luna, Con el fruto más fino de los montes antiguos. Con la abundancia de los collados eternos, Y con las mejores dádivas de la tierra y su plenitud; Y la gracia del que habitó en la zarza Venga sobre la cabeza de José, Y sobre la frente de aquel que es príncipe entre sus hermanos. Como el primogénito de su toro es su gloria, Y sus astas como astas de búfalo; Con ellas acorneará a los pueblos juntos hasta los fines de la tierra; Ellos son los diez millares de Efraín, Y ellos son los millares de Manasés.
Deut. 33:13-17

Efraín fue el hijo a quien Jacob elevó sobre Manasés e hizo igual a sus hijos Rubén y Simeón. Efraín llegó a ser la tribu próspera y numerosa hacia el norte. Al salir guiando la gran rebelión [contra] la Casa de Judáh, él también empujó a Israel a dentro de la naciones “hasta los fines de la tierra.” El nombre de Efraín quiere decir “fructífero y abundante.” Efraín sobrepasará en número cualquier de las otras tribus en el futuro.

Zabulón e Isacar

A Zabulón dijo: Alégrate, Zabulón, cuando salieres; Y tú, Isacar, en tus tiendas. Llamarán a los pueblos a su monte; Allí sacarificarán sacrificios de justicia, Por lo cual chuparán la abundancia de los mares, Y los tesoros escondidos de la arena.
Deut. 33:18-19

Zabulón e Isacar son unidos en esta bendición para ilustrar la cooperación de hermanos. Los de Zabulón fueron mercaderes simbolizados por naves, mientras los de Isacar levantaron tiendas de estudio (Toráh). El uno produjo bendiciones materiales, mientras el otro produjo bendiciones espirituales. La cooperación de ellos dos en conjunto nos puso el ejemplo a todos. Una comunidad sana tiene liderazgo de ambos elementos, financiero y espiritual. Llamar a las personas al monte es llamar a todos a adorar al Señor en el tiempo determinado. Allí ellos ofrecen sacrificios de adoración y se alegran en festival y regocijo. Isacar fue conocido por sus tiendas de estudio y por seguir los movimientos del sol y la luna [haciendo] cálculos para poder anunciar los tiempos fijados por Dios. La abundancia de los mares y los tesoros de la arena representan lo material obrando con lo espiritual en un balance.

Gad

A Gad dijo: Bendito el que hizo ensanchar a Gad; Como león reposa, Y arrebata brazo y testa. Escoge lo mejor de la tierra para sí, Porque allí le fue reservada la porción del legislador. Y vino en la delantera del pueblo; Con Israel ejecutó los mandatos y los justos decretos de Jehová.
Deut. 33:20-21

Gad llegó a ser un componente militar fuerte de Israel. La referencia a “…le fue reservada la porción del legislador…” [es] el cuadro del comandante de las huestes. Cuando quiera que un ejercito acampe, el comandante de ese ejercito reserva el derecho de escoger cualquier lugar en el campamento para su propia tienda. Esta bendiciones quiere decir que al verdadero Comandante de las Huestes (Jehová de los Ejércitos) le gusta acampar en la área donde se encuentra Gad. Esta es una bendición muy potente y de ánimo [también].

Dan

A Dan dijo: Dan es cachorro de león Que salta desde Basán.”
Deut. 33:22

Dan, cuyo nombre quiere decir “juez,” recibió una bendición relacionada con el juicio final. El
Mesías regresará como el León de Judáh. Habrá un rugir del León escuchado desde Basán. Basán es la región al este del Río Jordán extendiendo hasta los Golan Heights de hoy día. Esta es la misma área donde muchas batallas modernas han sido peleados entre Israel y Siria.

Neftalí

A Neftalí dijo: Neftalí, saciado de favores, Y lleno de la bendición de Jehová, Posee el occidente y el sur.
Deut. 33:23

Neftalí tiene la tierras de la tribu asociada con el Mar Galileo. Esta también fue la tierra predominate donde el ministerio de Yeshua creció y prosperó antes de que Él fuera a Jerusalén.

Aser

A Aser dijo: Bendito sobre los hijos sea Aser; Sea el amado de sus hermanos, y moje en aceite su pie. Hierro y bronce serán tus cerrojos, Y como tus días serán tus fuerzas.
Deut. 33:24-25

El aceite del olivo es casi tan importante en el Medio Occidente como la sangre y el agua. La bendición del aceite (de olivo) fue una bendición de vida y salud. Tal vez Vds. han escuchado otra expresión común hoy día, “Si no tienes tu salud, no tienes nada.” La bendición de Moisés sobre Aser fue una de salud y el [poder] de gozarse de la vida (cómodamente).

¿Qué de Simeón?

No sé si Vd. Se fijó o no, pero no parece haber una bendición sobre Simeón. ¿Se equivocó Moisés olvidándose de una de las tribus? La pregunta es razonable ya que llegamos a este punto.
La respuesta de los sabios es dada en esta forma.
“Notamos la omisión de Simeón, quien fue juntado con Leví en la bendición de Jacob
(Gen. 49:5).

La explicación probable es que Jacob había predicho que ambos Simeón y Leví tendrían sus territorios repartidos entre las demás tribus. Como las posesiones de Simeón consistieron de solamente 19 ciudades desconectadas dentro del territorio de Judáh (Josué 19:2-9), la tribu de Simeón fue estimada como incluido en Judáh.” The Pentateuch and Haftorah, Editado por J.H. Hertz, página 911.

El Símbolo Antiguo y el Símbolo Moderno de Israel
El símbolo antiguo de Israel fue un racimo grande de uvas. Este símbolo fue representado en oro arriba de la entrada al santuario del templo de Salomón. Fue modelado según [la historia de] los espías mandados a la tierra quienes llevaron para atrás el racimo de uvas de Escol (que quiere decir racimo). Este también es el símbolo del departamento/ministerio de turismo de la nación moderna de Israel. Están pidiendo a los turistas a que venga a “reconocer la tierra.”

Una vez que las doce tribus entraron a la tierra de Israel y empezaron a habitar sus tierras [cada quien por su tribu], dificultades siguieron. Los hijos de Israel empezaron a apartarse de la enseñanza de Moisés y calamidad llegó. Dos eventos en particular ocurrieron que causaron profundas consecuencias futuras. El primero fue cuando Dan introdujo idolatría en la tierra. Una guerra civil resultó. El segundo tuvo que ver con el liderazgo de Efraín al separar las tribus de Israel del liderazgo de la Casa de Judáh (los Reyes de Israel). Hasta la fecha se ven y se entienden las consecuencias de estos eventos.

Mientras las tribus de Israel siguiendo a Efraín fueron esparcidas y perdidas entre las naciones, aun ellos no están seguros de quienes son, según la profecía. Judáh llegó a ser conocida simplemente como la tierra de Judáh o los hombres de Judáh. La expresión recortada ha sido predominante para ellos aun hasta este día – Judíos. Judío es la expresión recortada para Judáh.
Varios símbolos los han representado durante los pasados 1900 años, pero en los últimos dos cientos años la estrella de David ha llegado a ser el símbolo aceptado universalmente para ellos.
La bandera moderna de Israel es una Estrella de David sobre un talit. El talit es el manto blanco usado en oración con listones. En este caso, la tela blanca con las dos bandas azules sirve como el trasfondo para la Estrella de David. Un símbolo aun más significante es la cresta de Israel. La cresta es simbolizada con un candelabro con siete lámparas (como el usado en el templo) con dos ramas de olivo uno en cada lado. Este es simbolizado del la profecía de Zacarías.

Y me dijo: ¿Qué ves? Y respondí: He mirado, y he aquí un candelabro todo de oro, con un depósito encima, y sus siete lámparas encima del candelabro, y siete tubos para las lámparas que están encima de él; Y junto a el dos olivos, el uno a la derecha del depósito, y el otro a su izquierda.
Zacarías 4:2-3

Los Futuros 144,000 Hijos de Israel
Antes de que podemos concluir una discusión de los doce hijos y las doce tribus de Israel, alguna atención ha de ser dada al gran destino de Israel y su papel venidero – los 144,000 en la Gran Tribulación.

En Apocalipsis capítulo 7, la profecía es dada donde 144,000 hijos de Israel son sellados. Los detalles de su sello está en los 12,000 cada uno por su tribu. Existe la pregunta de cómo se compara esta lista de doce tribus con toda la historia que hemos cubierto hasta aquí en cuanto a las tribus. La secuencia en que son sellados es la siguiente: Judáh, Rubén, Gad, Aser, Neftalí, Manasés, Simeón, Leví, Isacar, Zabulón, José y Benjamín.

La pregunta que se presenta con más frecuencia acerca de esta pregunta es sobre la ausencia de los nombres de Efraín y Dan. Hay una variedad de respuestas, pero la que prefiero es la que sigue. Efraín y el nombre José son uno y el mismo. La profecía de Ezequiel 37 intercambia los nombres de Efraín y José frecuentemente. La pregunta más difícil se trata de Dan. Leví, la porción del Señor, puede substituir por cualquier otra tribu y yo creo que es lo que está pasando aquí. Así que, Dan está presente pero cubierto por Leví quien es notado específicamente. La razón porque el nombre de Dan no se encuentra tal vez tiene más que ver con su pasado. La introducción de idolatría posiblemente le costó algo de honor al último. El Señor ha dado aviso que idolatría puede tener grandes consecuencias en cuanto a su nombre. El juicio final es cuando su nombre es borrado del libro de la vida.

Los 144,000 son sellados para [su] protección and servicio al Señor durante la Gran Tribulación. Tratando de encontrar quienes son antes de la Gran Tribulación es como tratar de encontrar a “las tribus perdidas”esparcidas alrededor del mundo: lo que me trae al punto final concerniente a este tema.

En el Reino, no nos estaremos jactando como Judíos o Gentiles, tampoco estaremos expresandonos como de una tribu o de otra en Israel. En lugar de esto, estaremos llamándonos los hijos de Abraham, Isaac y Jacob. Seremos los hijos de Dios. Ven, todas estas bendiciones y símbolos realmente pertenecieron a nuestras bendiciones en el Mesías, y todos nosotros hemos sido llamados a ayudar a simbolizar y revelarlo al mundo. Tal vez es por eso que el Mesías es la Luz y nosotros debemos de ser una luz a las naciones. Los 144,00 nos mostrarán cómo hacerlo en los últimos días.

Bendiciones,